Fiesta del Sacrificio

Eid al Adha Mubarak para todos los scouts musulmanes, que Dios acepte vuestros actos y otorgue su Misericordia

Gustavo Moussa
Coordinador de los scouts musulmanes de Scouts de Argentina
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Este 24 de septiembre se celebra la Fiesta del Sacrificio para la comunidad islámica en el mundo entero.

musulman icoLa Fiesta del Sacrificio

El día 10 del mes Dhul Hijjah del calendario islámico, el Mes de la Peregrinación, se denomina Fiesta de Sacrificio (Eid Qurban) o Al Adha, en árabe.

Eid Qurban es la reflexión de la remembranza de la fe y amor máximo de un profeta hacia Dios, quien fue elegido para pasar una gran y difícil prueba.

El Profeta Abraham, venciendo sus dudas y su deseo carnal, pisó el territorio de fe y certeza y su alma volvió a limpiarse en la fuente de amor divino, al cumplir con el mandato de Dios que le ordenó sacrificar a su hijo y llegado el momento lo relevó por un cordero, al ver el sometimiento y obediencia del Profeta Abraham ante su Orden, el sacrificio del cordero pasó a ser ese simbolismo.

Eid significa renacer, un cambio en la naturaleza y dentro del corazón del hombre.

Según una narración del Imam Ali (P) "cada día que el hombre no comete un error ni peca se considera un eid (o fiesta)". Entonces sacrificar los deseos carnales por un amigo, es otro significado del eid. Así el símbolo aparente de esta fiesta, realizado en los tiempos de peregrinación a La Meca (Hayy) es el sacrificio de una oveja o vaca. Entonces, morir y sacrificarse ante un amigo es otro significado del eid.

Hoy, el territorio de La Meca vive una verdadera devoción. El territorio de Meca es la tierra de las peticiones. Este día se observa la alegría de los peregrinos, quienes eligen el mejor regalo para el Amigo. Quienes sacrificando ovejas, quieren cortar y eliminar todas sus dependencias, que los mantienen alejados de su Creador.

Inmolar deseos internos, se considera como un renacer y volver a pisar sobre el camino de la razón y de los valores divinos.

Pero el hombre, quien cree en Dios como centro de su vida, dedica todos sus pensamientos y comportamientos al Todopoderoso. Este hombre busca seguridad bajo la sombra de Dios y observa privilegios al olvidarse de sí mismo y convertirse en un sincero siervo de Dios.

Valora este artículo
(6 votos)
volver arriba
  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion

  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad