×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4543

Navidad

“La Navidad es una época gloriosa del año. También es un tiempo muy ocupado para la mayoría de nosotros. Es mi esperanza y oración que no lleguemos a abrumarnos con las presiones de la temporada, que pongamos nuestro énfasis en las cosas equivocadas y que nos perdamos de las alegrías simples de conmemorar el nacimiento del Santo de Belén.

No llegamos a encontrar el verdadero gozo de la Navidad al apresurarnos y correr de aquí para allá para hacer más cosas. Hallamos el verdadero gozo de la Navidad, cuando hacemos del Salvador el punto central de la temporada.

Él que nació en un establo, fue acunado en un pesebre, descendió de los cielos para vivir en la tierra como hombre mortal y para establecer el reino de Dios. Su glorioso Evangelio moldeó las ideas del mundo. Vivió para nosotros, y murió por nosotros. ¿Qué podemos darle a cambio?

Nuestra celebración de la Navidad debe ser un reflejo del amor y la abnegación que enseñó el Salvador. El dar, no el recibir, hace florecer plenamente el espíritu de la Navidad. Nos sentimos más amables el uno con el otro. Tendemos la mano con amor para ayudar a los menos afortunados. Nuestro corazón se ablanda. Se perdona a los enemigos, se recuerda a los amigos y se obedece a Dios. El espíritu de la Navidad ilumina la ventana panorámica del alma por el que contemplamos la vida agitada del mundo y nos hace interesarnos más por las personas que los objetos. Para comprender el verdadero significado del espíritu de la Navidad, sólo debemos recordar a quién celebramos, entonces se convierte en el Espíritu de Cristo.”   Pte. Thomas S. Monzon, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Que esta Navidad nos llene del espíritu de amor, servicio, solidaridad y perdón

Equipo Nacional de Relaciones SUD

 http://www.mormon.org/spa/navidad?cid=HPFR112814529

https://www.lds.org/bible-videos/videos/shepherds-learn-of-the-birth-of-christ?lang=spa

 

Valora este artículo
(1 Voto)
volver arriba
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad
  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion