Las impresiones de una scout islandesa viviendo en San Juan

Johanna Bjarnadottir, tiene 16 años, es de Islandia, una isla en el noroeste de Europa, localizada en el Océano Atlántico, al lado de la gigante Groenlandia. Desde allí, desde el otro extremo del mundo llego a San Juan a través de un intercambio del Rotary. Llego hace 8 meses, es scout en su país y vive en la ciudad de Garðabær, que está al lado de la capital Reikiavik, donde viven solo 14,000 habitantes mientras que la población total de la isla es 340.000, mucho menos que el total de habitantes de la provincia.

Yo he sido scout por  8 años en Islandia antes de llegar a la Argentina y sinceramente no me podía imaginar dejarlo, así que le pide a mi familia de acá que me ayudarán a encontrar un grupo y lo hicieron”, contó Johanna que al tiempo ingresó al Grupo Scout Ntra Sra. de los Desamparados que funciona en la calle Belgrano 53 Sur al lado de la plaza madre.

Los Pechuan, la familia que la recibió la lleno de amor y bondad pero encontró en los scouts la conexión entre este país y el de ella, es que el movimiento de jóvenes mas grande del mundo une fronteras por mas distantes que sean-

Hablo de la vida en San Juan, “Me gusta mucho pero el calor que hace durante el verano es insoportable”, expresó, es que la joven vive en un país donde la máxima temperatura registrada fue apenas de 30 grados, mientras que la mínima fue de -38, igual, anualmente en verano la temperatura promedio es de entre 10 a 20 grados. Visitó varios lugares turísticos de San Juan pero el que la dejó sin “palabras” fue el Valle de la Luna con su magnífico paisaje. Otra de las costumbres argentinas que adquirió, hace poco fue el mate “al principio no me gustó pero hace como dos semanas lo probé y me gusta” también ama el asado y las milanesas  “pero no hay nada mejor que las empanadas de carne”, sostuvo.

Estudia en el Central Universitario y habló sobre las diferencias entre los jóvenes de allá con los de Argentina “Tienen mucho en común pero al mismo tiempo no, es muy difícil explicarlo. Los jóvenes de Islandia, por lo menos en mi ciudad, les importa mucho su forma de vestir pero acá si no están por salir, es todo mas tranqui”“Los argentinos son muy cariñosos mientras los islandeses son más "ríos", añadió Johanna que está sorprendida de la manera de ser que tenemos “a veces es medio complicado saber si te van a saludar con uno o dos besos, primero me lo olvidaba siempre pero ya estoy acostumbrada”.

Vuelve en julio a Islandia pero no acepta la idea de regresar “en menos de un año he construido una vida entera que no quiero dejar y voy a volver lo más pronto que pueda”, insistió la joven islandesa que también explico la diferencia de los apellidos entre ambos países, ya que alla no tienen apellido, por lo que usan un práctico sistema en el que toman el nombre del padre o madre y le añaden la terminación SON si es varón y DOTTIR si es mujer “por ejemplo el nombre de mi padre es Bjarni  = Bjarnadóttir y mi hermano Bjarnason. También hay algunos que tienen nombres mas cercanos su  cultura pero en esos casos casi siempre hay algun familiar, padres o abuelos que son de afueraLa familia de Johanna está compuesta por su padre; Bjarni Viðar Jónsson, su madre; Ragna Gunnarsdóttir y su hermano; Yngvi Snær Bjarnason

Su Grupo Scout en Islandia

El nombre del grupo Scout de Johanan en Islandia es Vífill y es un hombre que llegó a la ciudad de Garðabær en la época vikinga. Era un esclavo que se escapó de manera inteligente y estableció una granja que luego dio lugar a lo que hoy es la ciudad.

Su Comunidad Caminantes

En el Grupo Scout de Ntra Sra. De los Desamparados, Johanna integra la Comunidad Caminante Cerro Mercedario, una de las unidades metodológicas de aprendizaje que tiene ese grupo, compuesta por chicos de 14 y 17.  Tiene 18 hermanos scouts (Así se denominan entre ellos cuando realizan su promesa)

                                                                                                                                       (Del Diario Tiempo de San Juan)

islandia

Valora este artículo
(4 votos)
volver arriba
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion

  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño