UN TECHO PARA JORGELINA

Así fue como nos embarcamos en esta noble tarea, de llevar nuestras ganas para poder recibir nuestro mas preciado pago,…la sonrisa de una persona. En forma conjunta con la comunidad Rover y la comunidad caminante de nuestro grupo scout General Francisco Ramirez, mas un conjunto de personas que desinteresadamente nos brindaron su gran aporte, para alcanzar el objetivo que entre muchos nos habíamos propuesto, hacer realidad lo que para esta persona era un objetivo inalcanzable.

La posibilidad de poder vivir un poco mejor, que las condiciones en la que se encontraba, tener gracias a muchas manos, la esperanza de poder sentirse un poco mas digna.

Por supuesto que no pretendemos hacer propaganda de este echo, pero si tenemos la necesidad de compartirlo con nuestra comunidad, es decir usted, ya que nuestro gran interés es poder formar en nuestros beneficiarios la conciencia de la solidaridad, el contacto con diferentes realidades que lo llevar a reflexionar y valorar las condiciones propias, estimular la adhesión o apoyo incondicional a causas o intereses ajenos, especialmente en situaciones comprometidas o difíciles. Es decir, realzamos en estos chicos el valor de acercarlos a los demás en forma desinteresada, con el corazón abierto, que sepan que muchas personas necesitan de otras para poder alimentarse, comprarse cosas, construir, etc. Eso quiere decir que hay personas que necesitan ayuda para poder estar mejor. Y no hay mejor gesto de solidaridad que compartir lo que tenemos con aquellos que no lo tienen.

Una donación puede estar hecha por dinero, alimentos, materiales como de educación, de construcción, etc.

Existen muchas maneras en las que podemos ayudar sin necesidad de que sea dinero específicamente. Si hay ropa que queda en casa y nadie la usa porque no compartirla, o si hay alguien al que lo puedes ayudar con cosas que sobren en casa para que haga la suya porque no hacerlo, es nuestro deber como hermanos ayudarnos entre todos. Si han recibido alguna donación tenemos que agradecerla aquí, para que de algún modo la gran cadena de favores nunca termine que podamos seguir llevando manos a otros que también esperan, que alimentan una esperanza de poder ser incluidos en este mundo tan severo y desigual.

"... y los que hayan enseñado a muchos la justícia brillarán como las estrellas,por los siglos de los siglos..." Dn.12,3

Con este pequeño versículo queremos reflejar no sólo el agradecimiento por este puente solidario, que como dice el Principito "lo esencial es invisible a los ojos", en nuestro caso podemos hacer nuestra esta frase y decir que en su muestra de amor hacia quienes no ven, ni conocen, se vislumbra lo esencial de sus corazones que es la generosidad, fraternidad y solidaridad que ven los ojos de nuestro corazón que una vez más les dice ! gracias !

!Gracias! no sólo por el gesto solidario para con nosotros, sino que gracias porque por medio de él están enseñando a nuestros niños/as y a los suyos a ser HOMBRES y MUJERES JUSTOS, que en la Biblia podemos traducir como hombres y mujeres de Dios y en la vida como hombres y mujeres verdaderos, coherentes con lo que son y piensan, sensibles ante las necesidades de los demás, en fin, hombres y mujeres, PROFUNDAMENTE HUMANOS, y tan humanos que su amor no encuentra límites, ni fronteras, ni rencores, ...sino acogida, ternura, preocupación por encontrarse con el otro y su realidad para poder hacerlo feliz.

Es en todo esto, y en muchas otras cosas, en que queremos que nuestros chicos sean para nosotros y seguramente para ustedes mismos, esas ESTRELLAS QUE BRILLAN en medio de este mundo convulsionado por el individualismo, el egoísmo, la indiferencia, etc., que cada vez más nos centran en nosotros mismos y en nuestros problemas, y por lo que es también más fácil olvidarnos de los demás, esa luz signo de esperanza en que la VIDA y el AMOR tienen la última palabra. Por lo dicho anteriormente, queremos por medio de estas líneas y de Jorgelina, quien es para nosotros más que una estrella, un lucero, que alumbra esta porción del corazón de nuestra ciudad, transmitirles nuestro agradecimiento, nuestra sincera fraternidad y nuestra unión por medio de la oración para que el Señor la bendiga hoy y siempre en su trabajo y familia. Por que de alguna forma ella también nos permitió intentar, ser un poco mejores personas.

Javier García. Jefe de Grupo.

 

volver arriba
  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion